Aunque el tiempo máximo de vuelo de nuestros drones es cada vez más largo gracias a los constantes avances en este campo, como piloto de drones siempre hay que vigilar el tiempo restante de la batería. Todos queremos que nuestro dron vuelva automáticamente (RTH) o incluso aterrizar en alguna zona controlada si esta muy lejos de tí. Por lo tanto, es importante lidiar con la capacidad de sus baterías de la manera más eficiente posible. Estos diez consejos pueden ayudarte con eso.

1. Evita volar contra el viento.

El viento es un factor de importancia en todos los aspectos. En caso de una situacion sin viento, su dron podrá volar más tiempo que en condiciones de viento ya que no tendra que realizar correcciones ni forzar a los motores para evitar que sea desplazado por el mismo. El consejo más logico es volar siempre contra el viento después de despegar para que así, el regreso a casa en caso de bateria baja el viento nos ayude a desplazarnos. No hace falta decir que volar contra el viento consumirá más energía que volar con el viento a favor. Cuando llegue el momento de volver al punto de despegue no tendrá que preocuparse de que su dron tenga que hacer un esfuerzo adicional para volver ya que en este caso el viento lo tendremos a nuestro favor. Con todo esto no es que puedas volar más tiempo gracias a este consejo, sino que puedes volar mucho más relajado sabiendo que el viento te ayudará en el momento de aterrizar.

2. No varíes demasiado tu altitud.

Una simple ley física dice que por cada metro que se eleva un drone de un kilogramo, se requieren diez julios de energía. Por lo tanto, debemos de evitar los sube y baja del dron en nuestros vuelos. Es preferible usar una batería por altura (en el caso de fotografía aérea por ejemplo) a con esa misma batería hacer fotos muy bajas y fotos muy altas. Intenta siempre evitar los cambios bruscos de altura en vuestros vuelos, vuestras baterías lo agradecerán.

3. Evitar movimientos bruscos de vuelo.

Este consejo es igual al consejo anterior. Como hemos visto, subir y bajar nuestro dron hace que el cosumo de energía en esos momentos se dispare, pues debéis saber que la aceleración y el frenado también requieren de mucha energía y, por lo tanto, la duración de nuestro vuelo se vera resentida. Así que realice movimientos de vuelo tranquilos y no fuerce los limites de nuestros sticks. Con esto también conseguiremos unas tomas mucho mas cinemáticas y suaves. Un truco que podéis usar consiste en poner su drone en modo cinemático o trípode , así el propio drone ya garantiza que los movimientos bruscos serán evitados.

4. Controla la temperatura de tus baterias.

En el verano, realmente no tiene que preocuparse por la temperatura de sus baterías (aunque una temperatura demasiado alta tampoco es buena ). Pero especialmente si el clima se vuelve más frío o si viajas a un país frío, es importante mantener las baterías a la temperatura adecuada antes de volar. La capacidad de un LiPo disminuye notablemente en temperaturas inferiores a 15º Celsius, así que asegúrese de que la batería esté caliente antes de despegar. Un truco es meter las baterías en los bolsillos de la chaqueta o en algún lugar que nuestro propio calor corporal pueda calentarlas sin pasarse jeje.

5. No esperes demasiado para el despegue.

Una vez encendido debe saber que su dron ya está consumiendo mucha energía, incluso si los motores aún no están funcionando. La electrónica interna y la cámara requieren mucha energía y verá que su batería pierde pronto un poco de capacidad después de encenderla. Así que asegúrese de no dejar el drone en el suelo innecesariamente mucho tiempo después de haberlo encendido. Cuidado con ésto ya que no queremos decir que conforme lo encendáis os pongáis a volar con él. Tenéis que aseguraros antes de que tenéis satélites suficientes para realizar el vuelo con seguridad en modo posicionamiento así como antes de echarlo a volar mantenerlo a una altura de 2 metros (nunca a la altura de los ojos) por si algo fuese mal poder cortar motores a esa altura y no a los 70-80 metros que solemos volarlo.

6. Evita usar el modo sport.

Esto creo que es de lógica, nuestros drones no están hechos para volar rápido ni para “hacer el loco” con ellos. Aparte de un mayor consumo de batería, también forzamos más la estructura del dron y pueden aparecer las temidas grietas en los brazos o ocasionar problemas en los motores debido al sobre esfuerzo. Vuela en modo normal y realiza movimientos tranquilos sin demasiada aceleración ni frenada. Nosotros muchas veces volamos en modo ATTI para que el dron no se frene al estar posicionado por gps. ¡Probadlo y nos contáis en los comentarios vuestra experiencia!

7. Reemplace las hélices dañadas

Las hélices que están ligeramente desgastadas o que tienen otros daños pueden tener un impacto negativo en el rendimiento denuestro dron. En otras palabras, los motores deben trabajar más para lograr el desplazamiento de aire requerido. Así que asegúrese de reemplazar las hélices dañadas a tiempo, esto mejorará el rendimiento del vuelo y la duración de la batería.

8. No agotes completamente tus baterías

Aunque aún nos quede un 20% de batería y tengamos en mente esa toma guapa que todos soñamos por tomar, es preferible no agotar completamente las baterías, ya que esto a la larga las acabará dañando. Nuestro consejo es que con un 30% ya estemos pensando en volver y al llegar al 20% estáis aterrizando. Apurar aparte de dañar las baterías corréis el riesgo de que el dron aterrice automáticamente y estáis por ejemplo encima de un lago. Creo que no hace falta contar lo que pasaría ¿Verdad?

9. Mantenga sus baterías en buen estado.

¿No estás planeando volar tu drone pronto? Asegúrese de no almacenar las baterías completamente cargadas o completamente vacías. Las baterías de LiPo están en su nivel más estable cuando están casi medio cargadas, aproximadamente en un 30-40%. Además, tenga en cuenta que una batería que ya se ha cargado y descargado varias veces pierde lentamente su capacidad. ¡Invierte de vez en cuando en baterías nuevas si vuela regularmente!
En la aplicación DJI Go puede ver con qué frecuencia se carga y descarga una batería así como el estado de las celdas que componen la batería.

10. Evita el peso extra

Mira de nuevo a tu drone. Cada gramo que necesita levantar requiere más energía eléctrica de la batería. En el caso de drones ya montados, puede que no sea posible ahorrar mucho peso, pero con un dron construido en casa o un dron profesional que consiste en componentes separados, puede haber algo que mejore en el peso de despegue y nos haga ganar un par de minutos extra en nuestros vuelos.
Haz click para valorar este post!
[Total: 0 Porcentaje: 0]

Pin It en Pinterest