Entre teléfono y satélite.

Según el director de Horizon Technologies, John Beckner, es la primera vez que se diseña un sistema de intercepción satelital de manera tan compacta, que se puede llevar al aire con un pequeño avión no tripulado. El módulo Xtender mide 20x5x5 cm y pesa solo 220 gramos, lo que facilita su transporte con un Mavic Pro.

El sistema es una adición al sistema SIGINT FlyingFish, mucho más grande, que normalmente es llevado al aire por helicópteros, aviones o drones de gran formato. El receptor debe estar directamente en la ruta de la señal (línea de visión) del teléfono satelital. Gracias al Xtender, el equipo de decodificación puede permanecer en el suelo y aún es posible captar las señales que se van a interceptar usando un dron en el aire.

Desde las ondas de radio interceptadas, se pueden extraer todos los datos de llamadas (ubicación, metadatos, audio). El sistema se utiliza, entre otras cosas, en la lucha contra la piratería y el transporte de drogas en el mar. El sistema también se utiliza para aplicaciones de búsqueda y rescate. Además, existen numerosas posibilidades a la hora de recopilar información.

Prototipo

Se desarrolló un prototipo del sistema en representación de Asian Intercept legal y permite al usuario determinar la ubicación de los teléfonos satelitales en el suelo y escucharlos. La versión final que comprará NATO / FRONTEX se fabricará de acuerdo con las especificaciones militares. Según Horizon Technologies, tres clientes ya se han interesado por el sistema.

Haz click para valorar este post!
[Total: 0 Porcentaje: 0]

Pin It en Pinterest